Acerca de las bibliotecas...

En nuestro país coexisten las bibliotecas públicas y las bibliotecas populares. Existen diferencias entre unas y otras pero esas diferencias no se contraponen, ambas tienen los mismos fines. Las populares son más numerosas que las públicas, si pasan por cualquier pueblito de nuestro país seguramente encontrarán alguna, las hay enormes y también muy pequeñas. Su origen se remonta a la Ley Nº 419 de año 1870 dictada durante la presidencia de Sarmiento y sobrevivieron desde esa época a todos los avatares de la historia argentina.

Queremos compartir con ustedes dos artículos sobre las mismas, uno esclarecedor sobre los fines de las bibliotecas y el otro, del que tomamos solo un fragmento, sobre las bibliotecas como bien público.En ambos casos tener en cuenta que se usa el término biblioteca pública como sinónimo de biblioteca popular.


Manifiesto de la biblioteca pública (Unesco)

La Biblioteca Pública es un centro de información que facilita a los usuarios todo tipo de datos y conocimientos. Su finalidad es:

  • Crear y consolidar el hábito de la lectura en los niños.
  • Prestar apoyo a la autoeducación y la educación formal de todos los niveles.
  • Brindar la posibilidad de un desarrollo personal creativo.
  • Estimular la imaginación y creatividad de niños y jóvenes.
  • Sensibilizar, respecto del patrimonio cultural, las artes, las innovaciones tecnológicas y los logros científicos.
  • Facilitar el acceso a la expresión cultural de todas las artes del espectáculo.
  • Fomentar el diálogo intercultural y la diversidad cultural.
  • Prestar apoyo a la tradición oral.
  • Garantizar a todos los ciudadanos el acceso a la información comunitaria.
  • Contribuir al mejoramiento de la capacidad de información y de las nociones básicas de informática.
  • Prestar apoyo a programas y actividades de alfabetización destinados a todos los grupos de edad,        participar de ellos, y de ser necesario, iniciarlos.
 

Las bibliotecas como bien público: El factor humano (Javier Pérez Iglesias)

 


 “Lo que quiero destacar, sobre todo, es esa capacidad de las bibliotecas para ayudarnos a viajar con la imaginación. Uno llega buscando cualquier cosa y gracias a esa bendición llamada ‘libre acceso’ podemos hojear, leer ociosamente, pasar de un título a otro y de una materia a otra en un proceso no instrumental sino creativo, que nos aleja del apresuramiento y que tiene mucho que ver con esa sensación de paz y relajación que tantos usuarios valoran como una de las cualidades principales de las bibliotecas.”

“(…) además, y esto es fundamental, las bibliotecas prestan, no venden. Y este espíritu que implica compartir (reciclar) es uno de los valores de las Bibliotecas Públicas, que va más allá de ofrecer servicios a quien no puede pagar por ellos.”

“El conocimiento y la interacción con su comunidad, la organización del trabajo centrándose en sus usuarios (y en sus no usuarios), la planificación, son valiosos instrumentos que nos van a ayudar en el camino. Es importante que para este viaje ampliemos nuestros contactos y ganemos aliados. Será muy interesante que conquistemos a miembros de otras profesiones para nuestro campo, por ejemplo para la gestión. Pero la dirección, el camino, lo deben marcar mujeres y hombres que se dediquen con devoción a las bibliotecas. Estas son instituciones culturales y en ellas tiene un peso enorme el factor humano”.

Lectura completa

Escrito el por BibliotecaJWA y categorizado como General.

Comentarios:



Nombre:

E-Mail:

Web: (No es obligatorio)

Comentario:

Antispam: ¿Cuál es la suma de 2 más 3? (Colocar el numero)