Herramientas de usuario

Herramientas del sitio


borges-juan-francisco

Juan Francisco Borges


Juan Francisco Borges fue un militar y político santiagueño, precursor de la autonomía provincial
Hijo de Manuel Pedro Borges, de origen portugués, y de María Josefina Urrejola y Peñaloza, santiagueña, nació en Santiago del Estero el 24 de junio de 1766. Se casó con Catalina de Medina y Montalvo con la que tuvo un solo hijo: Juan Francisco Segundo Borges que fue el primer gobernador constitucional de Santiago del Estero.
Murió el 1 de enero de 1817 fusilado por orden de Manuel Belgrano.


Comienzos

Su padre era oficial de las fuerzas españolas y un comerciante muy avezado con intereses en el Alto Perú. En 1781, durante un viaje en que el joven Borges aprendía el oficio, fueron sorprendidos en la ciudad de La Paz por el levantamiento de Tupac Amaru, donde participaron de la defensa de la ciudad. En esta campaña muere Manuel Borges y Juan Francisco resulta herido.

En 1783 fue enviado a España para seguir la carrera militar, en pago por los servicios prestados por su padre y los propios, donde obtiene el grado de teniente coronel.
En 1790 junto a una sociedad comerciaba en La Paz pero debido a problemas con el intendente de dicha ciudad es procesado y enviado a Buenos Aires en 1796; por la intervención del virrey Rafael de Sobremonte fue puesto en libertad en 1798. Al año siguiente por otro conflicto fue nuevamente arrestado; al ser liberado regresó a Santiago del Estero.

En 1801 organizó una expedición, íntegramente financiada por él, en busca del "mesón de fierro" en el Chaco, meteorito de gran tamaño conocido por indígenas y españoles pero del que se había perdido el rastro.

En 1802 viajó a España donde solucionó algunos conflictos judiciales que le eran desfavorables y realizó gestiones con el fin de que le fueran reconocidas las acciones realizadas en defensa de la ciudad de La Paz así como la expedición al Gran Chaco. El 31 de enero de 1807 se le otorgó el título de Caballero Cruzado del Hábito de Santiago y los beneficios económicos que tal título importaba.

Durante su estancia en España conoció al salteño José Moldes, futuro revolucionario. También se empapó de la situación política de Europa y de los cambios que allí se estaban produciendo. En 1808 regresó a su ciudad natal.
En 1810 fue nombrado por el gobernador de la Intendencia de Salta del Tucumán comandante de armas de Santiago del Estero, a pesar que era conocido que Borges era parte de los “independentistas”.

Movimiento de Mayo en Santiago del Estero

Al llegar las noticias de la revolución de Mayo el 10 de junio de 1810, Borges adhirió a ella inmediatamente y junto a Lorenzo Lugones y José Cumulat presionaron al Cabildo para que reconociera la autoridad de la Primera Junta, lo que hizo el día 29 de junio.
El 2 de julio se convocó al pueblo para elegir un diputado a la Junta Grande, resultando electo Juan J. Lami. Borges se enfrentó al Cabildo impugnando la elección y haciendo llegar esa impugnación a la Junta de Buenos Aires, que declaró tal elección nula. Finalmente en 1811 fue elegido Pedro Francisco de Uriarte. Este fue el primer reclamo de representatividad de los cuerpos colegiados que se conoce en la historia de la Revolución.

Ese mismo año, ascendido a Teniente Coronel, se le encarga la formación de un Regimiento de Patricios Santiagueños, integrado por tres compañías, a cuyo frente se incorporó al Ejército del Norte.
Estando en Jujuy, Borges es acusado falsamente por Francisco Ortiz de Ocampo por el faltante de enseres. Castelli lo despidió del ejército y Borges regresó a Santiago del Estero. Posteriormente Borges lo demanda y tras un largo proceso Ortiz de Ocampo fue condenado a pagarle una indemnización.
En 1812 fue elegido miembro del Cabildo y en 1814 castigado por desobedecer al poder central. Por esa fecha existían movimientos autonómicos en todas las provincias y Borges ya sostenía ideas federalistas.

Primera rebelión

En Santiago del Estero crecía el descontento y la oposición al gobernador de Tucumán Bernabé Aráoz. Borges le había escrito una carta al Director Supremo Sustituto Ignacio Álvarez Thomas reclamando la separación de su provincia de la del Tucumán, a lo que Álvarez Thomas le respondió que esos conflictos serían solucionados por el Congreso que se reuniría próximamente en San Miguel de Tucumán, respuesta que no satisfizo a los autonomistas.
El tratamiento dado por Aráoz al Teniente Gobernador Pedro Domingo Isnardi al destituirlo y confinarlo en Abipones favoreció la rebelión.
La noche del 4 de septiembre de 1815 Borges, con el apoyo de las milicias y de gran parte del pueblo, destituyó al Teniente Gobernador Tomás Juan de Taboada, tomó prisionero a Ortiz de Ocampo, reunió al pueblo y fue elegido como Teniente Gobernador provisorio hasta tanto se convocara formalmente al pueblo.
Aráoz reaccionó en forma inmediata enviando un destacamento al mando de Juan F. Lobo. En Chauchillas se unieron a las huestes que los Taboada, familia partidaria de Aráoz, pudieron reunir y el 8 de septiembre se enfrentaron con las fuerzas de Borges en la plaza central de la ciudad. Borges fue derrotado y llevado prisionero a Tucumán; desde la cárcel se fugó hacia Salta donde se asiló bajo la protección del General Martín Miguel de Güemes. Güemes apoyaba la separación santiagueña de Tucumán, por motivos diversos.
Estando en Salta participó de las acciones que desembocaron en la autonomía salteña.

El Teniente Gobernador Tomás J. de Taboada renunció a su cargo y Manuel Belgrano propuso al Congreso la designación en ese cargo del Sargento Mayor Gabino Ibañez quien asumió el 30 de agosto de 1816, e informó a Belgrano del estado de convulsión en que se encontraba la provincia.

Segunda rebelión

Borges regresó de Salta y secundado por Lorenzo Lugones, Lorenzo Goncebat y Pedro Pablo Montenegro, sublevó nuevamente al pueblo y preparó un nuevo intento separatista que estalló el 10 de diciembre de 1816, declaró la autonomía absoluta de la provincia y se autoproclamó gobernador. Ibañez fue detenido y enviado preso a Loreto.
En respuesta Manuel Belgrano, maliciosamente informado por Bernabé Aráoz que Borges se había levantado en contra del Ejército de la patria , envió tres destacamentos en su búsqueda y ordenó sofocar la sublevación.
Borges se retiró hacia Loreto, donde fue localizado y derrotado por Aráoz de La Madrid en Pitambalá el 27 de diciembre de ese mismo año. Borges huyó a Guaype y se refugió en casa de los Taboada, donde la historia cuenta que Leandro Taboada lo entregó a La Madrid.

Muerte

Juan Francisco Borges fue fusilado por orden de Manuel Belgrano, en cumplimiento de lo dispuesto por el Congreso , el 1 de enero de 1817 sin juicio y sin posibilidad de defensa, en el Convento de Santo Domingo, Villa Robles, al pie de un añoso algarrobo. Sus restos fueron llevados posteriormente a la Catedral de Santiago y allí sepultados, según el acta del presbítero Manuel Frías.

Cabe destacar que el fusilamiento de Borges, sin proceso previo, era acorde con la política de “mano dura” implantada por el Congreso de Tucumán el 1º de agosto de 1816, que Belgrano no hizo más que cumplir.
Sin embargo puede ser reprochable la doble actitud que tomó, por un lado envió al General José María Paz a tomar declaración del detenido y por otra parte instruyó a La Madrid para que procediera a su fusilamiento.

Paz recuerda en sus Memorias: “Yo había creído que la declaración que se mandaba a tomar era para que sirviese en un juicio que, aunque breve, llenara en cierto modo las formas (…) pero ya era inútil el esclarecimiento de un hecho que estaba juzgado”. Paz desobedece la orden y cuando está regresando escucha la descarga fatal. Agrega: “Lo singular es que el general, que tanto predicaba la obediencia y la observancia de las leyes, las violase invocándolas.”

Luego de su muerte, su esposa enloqueció y su hijo fue criado por el presbítero Felipe Ferrando.
Lorenzo Lugones, Lorenzo Goncebat y Pedro Pablo Montenegro salvaron sus vidas por intersección del General José María Paz y de los presbíteros Pedro Leon Gallo y Pedro Francisco de Uriarte, pero fueron degradados militarmente.

Algunas consideraciones

Juan Francisco Borges fue un líder que comprendió anticipadamente los sucesos que se estaban desarrollando e influyó a personas que convencieron al pueblo (desde los letrados a las clases bajas, las milicias, los indios, los mulatos, los esclavos) de apoyar el proceso independentista. Se puso al servicio de la Junta con su propia persona y su propio patrimonio.
Con el tiempo, al observar el tratamiento que desde el poder central se dispensaba a las provincias, sus ideas fueron madurando hacia el federalismo. Estaba convencido que Santiago del Estero debía tener sus propios gobernantes y sus propios representantes, sin injerencia del poder central ni de otras provincias.

El Gobernador de Tucumán Bernabé Aráoz tiempo después se autoproclamó presidente de la “República Federal de Tucumán”, movimiento que desencadenó la autonomía santiagueña.


Fuentes
Achával, J.N. (1993) Historia de Santiago del Estero: Siglos XVI-XIX. 2da. ed. Santiago del Estero : Ed. Universidad Católica
Castiglione, A.V. (2011) Historia de Santiago del Estero. Buenos Aires

Compilación: Volmaro, María Andrea

borges-juan-francisco.txt · Última modificación: 2020/05/03 09:12 por 127.0.0.1